viernes, 31 de julio de 2015

Parque Sarmiento


Parque Sarmiento​




Asociación Amigos del Lago de Palermo

jueves, 30 de julio de 2015

Para escuchar



 
Recibí otra repercusión sobre nuestra 1ª convocatoria, esta vez  en un medio barrial, "Colectivo Porteño", que transmite por FM La Tribu.
Aquí va.


En la intersección de las avenidas Acoyte y Rivadavia se congregaron varias organizaciones sociales bajo el lema de "Recalculando Buenos Aires". Diferentes colectivos y asambleas barriales se unieron para fortalecer sus luchas. Son las que se enfrentan a la proliferación de torres y shoppings, las que piden plazas y parques en sin rejas ni bares. Las que no quieren amanecer inundadas ni sufrir permanentemente los cortes de energía eléctrica.
 
--Cordialmente.
 
Eduardo
  

sábado, 18 de julio de 2015



EL GOBIERNO DE LA CIUDAD
E INESCRUPULOSOS COMERCIANTES
SON CÓMPLICES EN LA DESTRUCCIÓN DEL ARBOLADO DE BELGRANO

Desde hace años las propuestas de "puesta en valor" del Gobierno de la Ciudad para el sector de venta de productos orientales se repiten: curiosamente SIEMPRE PROPONEN LA TALA O EXTRACCIÓN DE LOS ÁRBOLES.
 
Se intentaría así satisfacer los deseos de comerciantes orientales, que aplicando criterios "decorativos" pretenden marcar este territorio como "propio". En este barrio viven menos de 100 ciudadanos de origen oriental, los miles de personas que también habitamos este lugar somos de todos los orígenes, como en toda la ciudad. La mayoría de los comercios y supermercados están controlados por unos pocos empresarios muy poderosos. Sabemos que algunos de estos empresarios pertenecen al "circulo rojo". Uno de ellos, de origen oriental, acaba de entrar como legislador de la Ciudad. Nadie sabe bien por qué. Eso sí, colaboró con muchísimo dinero. También fue el que en años anteriores propició la irregular instalación del arco, en la que se presentó documentación que no fue debidamente controlada por el Gobierno de la Ciudad, a pesar de que habría graves irregularidades y falseamiento de documentos.

LA PRIMER VÍCTIMA:


Intentaron talarlo de madrugada, a pesar de que estaba sano. Los vecinos conseguimos descubrir la treta y pudimos impedir la tala, tal como lo testimonian los periódicos de la época. Pero no pudimos evitar que lo podaran brutalmente. De casi 20 metros de altura, el bellísismo y centenario árbol quedó con menos de 6 metros (el corte se indica en la foto mediante una  línea). Para que se viera un arco votivo fue brutalmente decepado, a pesar de estar protegido como Patrimonio Histórico, Natural y Cultural de la Ciudad. Vigoroso, se recuperó, pero ahora lo quieren talar nuevamente.


LA OBRA COMO PRETEXTO PARA ASESINAR NUESTROS ÁRBOLES

En la licitación de las obras que se están llevando a cabo en nuestro barrio, dice claramente que DEBE COMPLETARSE EL ARBOLADO EXISTENTE REPONIENDO LOS ÁRBOLES FALTANTES. El proyecto consiste en hacer veredas nuevas y arreglar todas las planteras, poniéndolas a nivel del piso, como corresponde, y además poner los árboles que faltan.
 
Sin embargo, mediante un ardid, funcionarios decidieron que en vez de completar los árboles existentes sería mejor sacarlos. Es una locura, quieren sacar 37 árboles en 3 cuadras. Cuando pedimos la planilla de talas y extracciones no lo podíamos creer, pretenden sacar árboles que ellos mismos definen como "buenos" o como "regulares", LO QUE POR LEY DE ARBOLADO NO SE PUEDE.

Árboles que estén catalogados en la planilla como en "mal estado" sólo hay 4, pero teníamos nuestras dudas, por eso convocamos a Ingenieros Agrónomos especializados en árboles para que nos dieran su parecer técnico. Según el Ingeniero Agrónomo que nos asesora, especialista master en arbolado, habría que sacar sólo dos, uno de tronco fino y rajado, y otro cortado casi a ras del suelo, todos los demás están bien.  Los añosos ejemplares de especies consideradas poco aptas, si están sanos, no ofrecen peligro y si no dañan, no se talan; en la ciudad hay miles de árboles con estas características. La ley de Arbolado dice que sólo se pueden talar o extraer los ejemplares que no se puedan tratar o recuperar.
 
No nos olvidemos de que hace unos años los vecinos conseguimos parar el vandalismo de comerciantes inescrupulosos que talaban o envenenaban los árboles frente a sus negocios.

Hace muy poco por orden de funcionarios del Gobierno de la Ciudad talaron un hermoso y gigantesco plátano que estaba frente a un restaurante de la calle Arribeños "porque había levantado algunas baldosas". Aquí se hacen talas "a pedido".

Esta vez los mismos funcionarios pretenden aprovechar las obras para acabar con 37 árboles. El árbol que está al lado del arco tiene más de cien años y es muy vigoroso, sólo hay que sacarle una rama hueca. Lo quieren talar…

Uno a uno, año tras año, vienen asesinando nuestros árboles.
 
El Consejo Consultivo de la Comuna 13, la Defensoría General de la Ciudad, la Asociación Patrimonio de Belgrano, la Asociación Vecinos del Bajo Belgrano, la Asociación de Fomento Barrio Parque General Belgrano y Nuevo Belgrano, la Asociación Civil Vecinos de Belgrano y otras ONG's se han manifestado de forma categórica contra la tala de nuestros árboles.

No dejemos que destruyan lo que es nuestro.

(para información más completa sobre la tala de árboles en nuestro barrio y sobre obras que proponen
destruir nuestro arbolado, vea los documentos adjuntos: "Obras para destruir el arbolado" y "DICTAMEN DE LA DEFENSORÍA GRAL")


Asociación Civil Vecinos de Belgrano
IGJ 0000867
Mendoza 1641 - CABA
vecinosdebelgrano@arnet.com.ar


Cuatro preguntas para la segunda vuelta




Date: Sat, 18 Jul 2015 14:09:32 -0300
Subject: para subir, gracias!
From: soscaballito@gmail.com
To: torcho64@hotmail.com


logo m2
Sábado, 11 de julio de 2015

Cuatro preguntas para la segunda vuelta

Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau disputan la Jefatura de Gobierno porteña el domingo próximo. El suplemento m2 les pidió definiciones sobre patrimonio, espacios verdes, alturas máximas y el juicio de Sbase a Basta de Demoler y Sonia Berjman. Aquí sus respuestas, con las ideas –y las evasivas– de cada uno.

/fotos/m2/20150711/notas_m/cands.jpg
  1. ¿Cuál es su posición hacia la preservación del patrimonio de la Ciudad? ¿Busca más rigor e institucionalizar su administración o está conforme con el sistema actual?
  2. ¿Les pondrá límites a las alturas constructivas en la Ciudad?
  3. ¿Cómo se crean espacios verdes en la Ciudad? ¿Se plantea una política de adquirir lotes o terrenos para crear plazas? ¿Mantendrá la idea de construir bares en las plazas?
  4. ¿Su gobierno desistirá de la demanda de Sbase contra Basta de Demoler y la arquitecta Sonia Berjman por el amparo en Plaza Intendente Alvear? ¿O va a continuarla?
1 Rodríguez Larreta: El patrimonio urbano de la ciudad es un potencial extraordinario que tiene nuestra Ciudad. Es fruto y reflejo del fantástico proceso inmigratorio del país. Por eso en los últimos años avanzamos mucho en varios aspectos.
Creo que la mejor forma de contar mi posición al respecto es mediante ejemplos de lo que hemos hecho en estos años: enviamos decenas de proyectos de ley a la Legislatura para proteger edificios y crear –por ley– las Nuevas APH (Areas de Protección Histórica), que estaban pendientes de reglamentar desde la reforma del Código de Planeamiento desde el año 2000 (Ley 449); hicimos un convenio con la FADU-UBA mediante el cual efectuamos un relevamiento de todo el patrimonio construido de los barrios, que luego fue revisado por el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales. Y como consecuencia de este trabajo enviamos a la Legislatura una media docena de proyectos impulsando la catalogación de cientos de edificios de los distintos barrios de la Ciudad.
Creamos el APH Catedral al Norte, unas de las más grandes de la ciudad, que no sólo protege el área más representativa del patrimonio monumental porteño, sino que junto a las APH 1 y 38 permitieron proteger todo el límite histórico de la ciudad: desde el Parque Lezama hasta Plaza San Martín. También protegimos el sector del Casco Histórico entre el APH 1 y la Av. 9 de Julio mediante la creación de una Zona de Amortiguación, que se incorporó por primera vez al Código de Planeamiento.
Por otro lado encaramos obras emblemáticas como la recuperación Usina del Arte o los actuales trabajos en el Teatro Gral. San Martín. También recuperamos algunos espacios públicos de valor patrimonial como el Jardín Botánico o el Parque Lezama. El hito dentro de esta política de obras públicas fue la restauración del Teatro Colón.
Y por primera vez, quizá desde el Programa de Recuperación de la Av. de Mayo de 1992, la Ciudad encaró un programa integral de recuperación de un área protegida dentro del Plan Microcentro. Allí no solo eliminamos la contaminación visual sino que trabajamos sobre las fachadas, plantas bajas y cúpulas de unos 80 edificios catalogados.
Martín Lousteau: Desde ECO consideramos que el patrimonio es una de las grandes riquezas de esta Ciudad, y que la modernidad no es hacer todo de nuevo sino también preservar lo existente. Durante esta gestión, hubo muchos cuestionamientos sobre persistentes demoliciones que se convirtieron en moneda corriente, que involucraron el reclamo público de vecinos, las ONG y patrimonialistas porteños.
En este sentido, hoy más que nunca es necesario cumplir con el inventario de edificios que gozarán de protección de aquí en adelante. Vamos a reglamentar el fondo de estímulo para la recuperación de edificios catalogados, cuya no implementación nos privó de disponer de recursos destinados a proteger y restaurar inmuebles protegidos, y asignarles fondos a sus propietarios con ese destino.
Queremos un Estado que defienda lo público. Y la cultura es un patrimonio de todos que debemos preservar, aplicando políticas concretas destinadas a defenderla, que sean independientes de los intereses inmobiliarios. Porque con la destrucción de nuestro patrimonio, se demuele nuestra historia, y lo grave es que esto ocurre con el beneplácito del Estado.
2 Martín Lousteau: La Ciudad ya cuenta con normas que limitan las alturas constructivas en cada zona de acuerdo al terreno. Lo que hay que hacer en lo inmediato es cumplirlas y dejar de autorizar obras que exceden al código a través de excepciones.
Luego hay que pensar qué Ciudad queremos, cómo queremos de-sarrollar el tejido urbano, y a la vez preservar la identidad de cada barrio. La CABA es una ciudad que no crece en población y cada vez se concentran más geográficamente los metros construidos. Es una Ciudad que ha perdido espacios verdes y en la que la construcción privada es desordenada. La mayoría de las veces, las oportunidades de ganar espacios públicos se pierden favoreciendo negocios inmobiliarios. Esto hay que revertirlo. Una de nuestras propuestas de campaña es subsidiar la tasa de interés a un dígito para otorgar 3300 préstamos hipotecarios al año, priorizando las zonas menos densamente pobladas.
Rodríguez Larreta: En los últimos años avanzamos en la elaboración de un proyecto de ley para la reforma al Código de Planeamiento Urbano, que trabajará sobre la ciudad real y heterogénea en la que vivimos. Probablemente será una herramienta útil poder regular las alturas en algunos barrios y avenidas que todavía mantienen perfiles urbanos, a fin de preservarlos.
3 Rodríguez Larreta: Si bien existen casos donde creamos nuevos espacios verdes mediante la adquisición de lotes, como en Boedo o Villa Real, nuestra Ciudad también presenta otras oportunidades para incrementar los espacios verdes como los entornos de las vías ferroviarias y otros terrenos en desuso. Por otra parte, lo que hicimos por ejemplo en el Microcentro, demuestra que se puede incrementar el verde urbano que acompaña las obras de peatonalización, que aumentan el espacio público ganando espacio a los autos particulares. Otra de las formas de generar mayores superficies verdes son la creación de muros, techos o terrazas verdes que se han estado realizando en distintos puntos de la Ciudad.
Respecto de los "bares en plazas" son en realidad Núcleos de Servicios para aumentar los servicios públicos a los usuarios de los grandes parques y están regulados por una ley sancionada por la Legislatura. Estos sólo se van a poder construir en espacios públicos de más de 5 hectáreas, alejados del perímetro exterior del parque donde puedan haber locales existentes. Es importante tener en cuenta que el sector de confitería es solo una parte menor de los metros cuadrados cubiertos totales, y lo más importante es que se incorporan sanitarios para adultos, niños y personas con movilidad reducida y una biblioteca dentro del Núcleo.
Martín Lousteau: La Ciudad hoy cuenta con 6 m2/habitante de espacios verdes, un nivel bajo en comparación con otras ciudades del mundo. En los últimos años además se han perdido estos espacios de manera sistemática, a partir de concesiones, muchas veces a precios irrisorios, proyectos inmobiliarios, creación de shoppings y cambios de zonificación de las urbanizaciones parque, que es la denominación que estos terrenos tienen en el Código de Planeamiento Urbano.
Para trabajar sobre este problema, una de nuestras propuestas es la rezonificación de espacios asignados actualmente por el Código de Planeamiento a otros usos, incorporándolos como parques y no permitir rezonificaciones de los espacios verdes con los que se cuenta actualmente. Pero además según un relevamiento realizado por la Asamblea por los Espacios Verdes Urbanos (Apevu), podríamos incrementar la superficie de parques y plazas en casi 1 m2/habitante con la reconversión como espacios verdes de las tierras del dominio público del Estado nacional.
Se requiere encarar la temática con una política de estado a largo plazo a través de un plan estratégico. El mismo se debe focalizar en propiciar que todos los grandes parques tengan un plan de manejo con participación comunal y vecinal. En los casos que la ley prevé la creación de bares en plazas, por contar con más de 50 mil metros cuadrados, nos aseguraremos en primer lugar de la transparencia en quienes comercialicen en los mismos y en segundo lugar en el cumplimiento del ofrecimiento de todos los servicios previstos en la legislación, por medio del control con guardaplazas y guardaparques. Además nos aseguraremos el mantenimiento permanente y la mejora de la totalidad de los espacios verdes sin disminuir su superficie absorbente.
4 Martín Lousteau: Estamos en total desacuerdo con demandar judicialmente a organizaciones de la sociedad civil que representan intereses colectivos y cuyas demandas han sido receptadas y aceptadas por la Justicia (recordemos que como consecuencia del amparo el GCBA no se pudieron seguir con las obras en la Plaza Alvear, obras que además no estaban previstas en plan original). Una cosa es apelar la decisión de la Justicia con argumentos de política pública y otra muy diferente es demandar a los amparistas y a la ONG por daños y perjuicios y buscar un resarcimiento económico de casi 24 millones de pesos. Ellos solo puede funcionar como un desincentivo al control y participación de las Organizaciones de la Sociedad Civil.
Rodríguez Larreta: Eso ya está en manos de la Justicia que es la que debe actuar en estos casos.

© 2000-2015 www.pagina12.com.ar  |  República Argentina  |  Todos los Derechos Reservados

miércoles, 15 de julio de 2015

LOS VECINOS DE LA CIUDAD DECIMOS BASTA!

Vecinos y amigos:
                          El Jueves 16 a las 18 hs. las agrupaciones de vecinos de BUENOS AIRES 
que defendemos la Calidad de vida y la identidad de nuestros barrios nos reunimos en 
Av. Rivadavia y Acoyte para repudiar la salvaje destrucción de nuestra Ciudad producida
por la especulación inmobiliaria con la complicidad de los funcionarios del Gobierno de la Ciudad.
Los vecinos decimos BASTA!

EL JUEVES 16 A LAS 18 HS EN AV. RIVADAVIA Y ACOYTE.


     
Lo público es también tuyo...  ¡Defendé tus derechos!




 
   SOS Caballito:       soscaballito@gmail.com
   Visite nuestro blog: www.sos-caballito.blogspot.com
   Visite nuestro sitio: www.soscaballito.com.ar

lunes, 13 de julio de 2015

Descontrol edilicio en la Ciudad






viernes, 10 de julio de 2015


La piqueta para el que no cumple



logo m2
Sábado, 4 de julio de 2015

La piqueta para el que no cumple

En la calle Cramer hay un edificio que obtuvo un "enrasamiento" pintoresco, medida macrista que acaba de ser derogada por la Justicia y que implica demoler lo que se construyó de más.

/fotos/m2/20150704/notas_m/vr04fo01.jpg
Por Sergio Kiernan
Uno de los curretes más tradicionales de la especulación inmobiliaria es la de lograr excepciones, favores e interpretaciones favorables de las autoridades municipales. Esto existe desde que existe un código urbano y se regulan las cosas, por el inmortal principio hispánico de que se hace la ley y se hace la trampa. La diferencia es que la movilización de los vecinos transformó estas trampitas antes rutinarias –y baratas– en escándalos políticos, en focos de movilización y en acciones legales, como aprendió a disgusto el grupo IRSA, por nombrar a uno. Para los socios políticos de la especulación, como claramente es el PRO, cada vez es más difícil ayudar, aunque lo hacen con ganas.
El fallo de este miércoles contra los constructores de un edificio de ocho pisos en la calle Cramer 3151-3155 es ejemplar por dos razones: por desarmar conceptualmente el currete y por marcar un ejemplo de rigor al ordenar que se demuela lo que se hizo de más. Este tipo de órdenes contradice toda la perezosa y tramposa lógica instalada en nuestra ciudad, la que dice "ya está hecho" y acepta convivir con las faltas tan lucrativas para el delincuente. En ciertos círculos, lo que hizo el décimo juzgado en lo Contencioso Administrativa y Tributaria de la Ciudad de Buenos Aires es novedoso y subversivo para los que usan esta ciudad como un Amazonas a deforestar.
El fallo lleva la firma de un valiente, el juez Aurelio Ammirato en la causa "Olga Pilar Hernández y otros" contra la ciudad, con las comillas resumiendo a un grupo de vecinos del barrio que iniciaron la demanda. Estos vecinos fueron a la justicia cuando se dieron cuenta que la obra iba a pasar por mucho la zonificación de su barrio, una R2b1 que la mantiene bajita y residencial, como ellos quieren y como es físicamente. Cuando empezaron a investigar descubrieron, como resume el fallo, el mecanismo de los curretes municipales.
Resulta que la constructora presentó en 2011 planos de obra para hacer un pequeño edificio de acuerdo a la zonificación de la cuadra. Eran tres pisos de altura, 972 metros de superficie total y uno de esos diseños anodinos que hoy pasan por arquitectura moderna. Pero una vez aprobados los planos, los constructores pasaron al lado oscuro de la fuerza y "percibieron" que en el lote de al lado se alzaba un edificio anterior, muy feo, pero de ocho pisos de altura. Obviamente, el adefesio era producto de una zonficación anterior, de esas que buscan el "progreso" del barrio aumentando la densidad.
Lo que hicieron fue pedir un "enrasamiento", figura que fue creada con cierta lógica para casos muy específicos. Como la legislación porteña es un carnaval de contradicciones y jeroglíficos incomprensibles –nada casualmente, que así se inventan tantos negocios– hay lugares que cambiaron más de una vez de reglamentación y alturas. Si un constructor compra un lote entre dos edificios de quince pisos, pero el lote tiene ahora una altura máxima de once, puede pedir un enrasamiento, o sea llegar a la altura de sus vecinos para que no quede un hueco en la línea de la cuadra. Es un currete cuestionable, pero tiene alguna lógica.
Lo que no tiene ni ton ni son es que los "desarrolladores" de Cramer 3151-3155 pidieran un enrasamiento y que el gobierno porteño se lo concediera. Y no tiene sentido alguno porque la condición de un enrasamiento es que haya dos edificios altos y que el lote a construir se encuentre en el medio. En este caso y como se ve clarito en la foto, hay apenas un edificio de altura de un lado y una casa de planta baja y primer piso del otro. ¿Qué enrasamiento puede haber?
Pues para la pintoresca y experta en curretes Dirección General de Interpretación Urbanística de la Ciudad, la respuesta es obvia porque ellos aplican una regla y sólo una: que la solución correcta sea la que le sume más metros al empresario. Con lo que muy sueltos de cuerpo le autorizaron un "enrasamiento" con el edificio de al lado, con lo que la altura siguió hasta los ocho pisos y la superficie casi se duplicó, llegando a 1806 metros cuadrados totales.
Cuando los vecinos denunciaron la situación en sede judicial, la constructora siguió muy campante con la obra, confiada en la tradición del "ya está hecho" y seguramente con apoyo moral del gobierno porteño. El edificio ya está prácticamente terminado y llega a los 28 metros de altura, bien por encima de los quince permitidos por zonificación y tapando a su vecino del otro lado, de apenas siete metros.
Pero como suele pasarle todo el tiempo al macrismo, cuando el papeleo municipal llegó al juzgado, se cayó todo. Los jueces no suelen andar por los pasillos del Ministerio de Planificación absorbiendo la "normalidad" complaciente hacia la industria que ahí campea, con lo que terminan fallando desde otra lógica. El juez Ammirato encontró que la resolución 977 de la DGIUR era ilegal y la declaró nula, algo que ya ocurrió con muchos otras medidas de gobierno. Pero lo que no había ocurrido nunca, lo que es inédito y sanísimo es que le ordenó al gobierno porteño "readecuar" el edificio para que cumpla con la zonificación, lo que explícitamente incluye la demolición de lo que se construyó de más.
Seguramente el fallo va a ser apelado y le darán largas y cortas para no cumplir la orden, pero hay un castigo a la avivada que ya está en efecto: el edificio es invendible, nadie va a comprar un departamento en un lugar que puede ser demolido en un 50 por ciento. En efecto, Cramer 3151-3155 es un clavo de hormigón de ocho pisos de altura sujeto a los tiempos de la Justicia, que no son rápidos. Es horrible pensar en el lucro cesante, el capital paralizado de este emprendimiento. Lo que lleva a pensar: ¿quién en su sano juicio va confiar en las garantías del macrismo para hacer un negocio?
suplementom2@yahoo.com

© 2000-2015 www.pagina12.com.ar  |  República Argentina  |  Todos los Derechos Reservados

martes, 7 de julio de 2015

s! Seis (6) Directores/as Generales de Espacios Verdes en ocho (8) años

Seis (6) Directores/as Generales de Espacios Verdes en ocho (8) años

El deterioro

            Recientemente fue reemplazado al Director General de Espacios Verdes de la Ciudad -Ing. Nicolás Quintana- por María Inés López Lo Celso, quien cuenta como antecedente inmediato, haber sido durante un año Gerente Operativa de la Reserva Ecológica Costanera Sur.

Antes que la designaran en ese puesto, y según su propio CV, se destacaba por ser "Profesional con extensa trayectoria Gerencial desarrollada en las áreas de Capital Humano, Calidad y Procesos de Negocio y Change Management. Poseo una marcada capacidad para armar equipos de trabajo que sobresalen en su gestión. Asimismo, disfruto asumiendo desafíos, con alto compromiso y espíritu positivo, logrando los resultados esperados, a través de relaciones sólidas con pares, equipo de trabajo y clientes finales.

Desarrollé mi carrera mayormente en importante empresa de Telecomunicaciones, donde sumé a mi experiencia en otras industrias, los años de mayor crecimiento personal y profesional".

 

            En estos 8 años de administración de la Ciudad (principios de 2008 a fines de 2015), han actuado 3 Ministros de Ambiente y Espacio Público y, bajo su autoridad, seis (6) Directores/as Generales de Espacios Verdes. (*)

Esto significa 1 año y cuatro meses de promedio de gestión de cada uno de ellos/as.

Si tenemos en cuenta que ninguno (ni los Ministros ni los Directores Generales)  fue nombrado por su idoneidad en el tema ambiental (ya que vienen de diferentes ámbitos laborales y profesionales), podremos atisbar las causas por las que fueron designados y que motivan su accionar.

 

            Mirando un poco hacia atrás en el tiempo, vemos que en un lapso de aproximadamente 60 años entre fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, sólo cuatro (4) Directores de Parques y Paseos -como era la antigua denominación de esa área administrativa en la ex MCBA- ocuparon ese lugar: Carlos Thays, Benito Carrasco, Eugenio Carrasco y Carlos León Thays (h.)- todos paisajistas renombrados nacional e internacionalmente. Ellos diseñaron o terminaron de diseñar y construyeron el sistema de parques y plazas de la ciudad. Plazas y parques que a partir de mediados de la centuria pasada comenzaron a sufrir una paulatina pero permanente degradación y reducción.

            Los saltos negativos más importante se produjeron con la dictadura militar encumbrada a partir de 1976, con el trazado de las autopistas sobre la trama urbana (por ej. por sobre el Parque Chacabuco) y el inicio del proceso de la irregular venta de tierras pertenecientes al Parque 3 de Febrero (consolidado en los gobiernos democráticos que la siguieron). Con en el auge del "menemismo" en el decenio 1989-1990 se hacen públicos y evidentes más que nunca los deseos y las acciones concretas de eliminar espacio verde público con el propósito de ponerlo a disposición de los negocios privados de los amigos del poder.

            Paralelamente, entre principios y fines del siglo XX, se da el mayor porcentaje de diminución de la superficie de espacios verde públicos en proporción a la cantidad de habitantes de la ciudad: de 7 m2/hab en 1904 pasamos a 2 m2/hab parquizados, en 1990; a los que sólo podemos agregar la proporción dada por la Reserva Ecológica de Costanera Sur +1,17 m2/hab.

            Ya iniciado el siglo XXI (administraciones Ibarra, Telerman, Macri) se inicia una segunda etapa del ciclo negativo para los espacios verdes urbanos, que no elimina la anterior sino que se monta sobre ella: la reconversión ("puesta en valor") de la armoniosa parquización existente, por el uso indiscriminado del hormigón y la tendencia a poner sobre su superficie cuanto objeto o propósito de su interés no se logra introducir en otro lugar de la trama urbana.

            Como contrapartida, las entidades vecinales que luchamos por la recuperación y ampliación de esos mismo espacios verdes, logramos en los últimos años, la creación o recuperación de más de 50 has de nuevos espacios verdes en la ciudad.

            Así las cosas, las propuestas oficiales de negocios privados sobre los escasos espacios verdes públicos que quedan, continúa. También la imposición del hormigón sobre las arboledas, el césped y los caminitos de granza.

            Sólo las asociaciones vecinales venimos dando el ejemplo de permanencia y reivindicación de lo público en esta larga batalla por la defensa y ampliación de los espacios verdes urbanos. Y con éxito, dada la disparidad de las fuerzas en juego.

  

(*)

MAyEP (2008 – 2015)

Ministros de Ambiente y Espacio Público del GCBA: Ing. Juan Pablo Piccardo / Ctdor. Diego Santilli / Ctdor. Edgardo Cenzón.

 

DGEV (2008 – 2015)

Directores/as Generales de Espacios Verdes: Cdor. Julio César Waisman / Arq. Félix de Álzaga /  Luis Lehmann / Florencia Scavino / Ing. Nicolás Quintana / María Inés López Lo Celso.


Asociación Amigos del Lago de Palermo


-

lunes, 6 de julio de 2015

Cinco pisos para tirar abajo

Sociedad  |  Jueves, 2 de julio de 2015
Ordenan al gobierno porteño demoler parte de un edificio irregular

Cinco pisos para tirar abajo

Un juez determinó que un edificio levantado en Cramer al 3100, en Belgrano, excede la altura permitida y consideró "ilegal" la autorización del Gobierno de la Ciudad para hacerlo. Por eso le ordenó demoler cinco de los ocho pisos de la obra, que ya está casi terminada.

/fotos/20150702/notas/na14fo01.jpg
La obra de Cramer 3151/3155 fue construida por un fideicomiso.
Un fallo de la Justicia porteña ordenó al Gobierno de la Ciudad demoler cinco de los ocho pisos de un edificio casi terminado en el barrio de Belgrano. La obra fue construida por un fideicomiso que recibió un permiso extraordinario de la Dirección General de Interpretación Urbanística (Dgiur) para exceder la altura permitida y abarcar el doble de metros cuadrados, según la asociación civil Observatorio del Derecho a la Ciudad.
"La sentencia es inédita porque esta vez la Justicia obliga no a un privado sino al mismo Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a subsanar un acto que fue considerado ilegal: dar permiso para realizar una construcción por encima de la altura permitida para la zona", explicó Jonatan Baldiviezo, integrante del Observatorio y abogado de algunas de las familias de edificios linderos.
El fallo lo dictó el pasado 23 de junio el juez contencioso administrativo Aurelio Ammirato, en respuesta al recurso de amparo presentado por residentes de propiedades contiguas a la obra de Cramer 3151/3155 y cuyos departamentos fueron comercializados por la inmobiliaria Tizado.
Desde la inmobiliaria explicaron que el edificio "no pudo haberse construido sin autorización del GCBA, por lo que está en regla" y agregaron que "los planos de obra fueron aprobados por enrase, que es un permiso muy específico y muy técnico". Varios de los departamentos ya fueron vendidos y desde Tizado consideraron que el fallo responde a "un recurso de amparo presentado por vecinos molestos por las obras pero que no justifica la demolición".
El enrase "es una excepción que autoriza a construir por arriba de la altura permitida en un distrito y exige como condición que las edificaciones linderas superen los 15 metros", explicó a este diario Baldiviezo. "El justificativo es que al existir un inmueble entre dos edificios de más de 15 metros no hay motivos por los cuales no pueda construirse un tercero" que tenga la misma altura.
Según el abogado, "esa interpretación le ha servido al gobierno porteño para habilitar construcciones con alturas excesivas, un mecanismo frecuente utilizado por la Dirección General de Interpretación Urbanística para burlar los límites que establece el Código de Planeamiento". Sin embargo, en este caso "sólo una de las parcelas lindantes superaba los 15 metros y no conforme con esto se autorizó el doble de los metros cuadrados de obra permitidos en un principio", amplió el abogado.
El problema comenzó cuando un grupo de vecinos detectó "que allí se estaba construyendo un edificio de departamentos con una altura casi tres veces a la permitida por el Código de Planeamiento Urbano para esa zona –el distrito R2B1–, perjudicando la ventilación e iluminación de sus viviendas", detalló el Observatorio.
Según Baldiviezo, "los vecinos inicialmente trataron de contactar al GCBA que nunca respondió, por lo que recurrieron al Observatorio para realizar la denuncia". Según el letrado, "es muy común que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires priorice a las constructoras y al negocio inmobiliario antes que a las familias de la ciudad y muchas veces en detrimento de sus intereses".
"Lo que es novedoso y representa un paso adelante en la defensa de los derechos de los vecinos es que la Justicia esta vez ordenó al gobierno hacerse cargo de la ilegalidad que cometió, decisión que sabremos en las próximas horas si será apelada", señaló el abogado, integrante de la asociación que se propone aportar a la política urbana teniendo en cuenta los espacios verdes, la problemática habitacional y contra la especulación inmobiliaria.
Según el informe que presentó el Observatorio, la empresa primero "había presentado planos que respetaban la altura establecida", que es de tres pisos con una superficie de 971,55 metros cuadrados, pero fue autorizada luego a un "enrase o completamiento de tejido" que llevaron el edificio a casi el doble: ocho pisos con una superficie de 1806,76 metros cuadrados.
En este caso, la sentencia de Ammirato reconoció que el recaudo de que ambas edificaciones linderas superen los 15 metros se cumple con respecto a una, que tiene unos 28, pero no con respecto a la otra, de 7 metros. El juez hizo lugar a la acción de amparo y declaró la nulidad de la disposición que autorizó el inicio de las obras, y ordenó al gobierno porteño "determinar la modalidad en que deberá llevarse a cabo la readecuación del proyecto" para "dar debido cumplimiento a la totalidad de las disposiciones legales vigentes".
Para los abogados del Observatorio, las autoridades metropolitanas deberían "investigar a los funcionarios responsables de otorgar autorizaciones ilegales que afectan el ambiente urbano y la calidad de vida de miles de familias".
Informe: María Fernanda Rezzano.

© 2000-2015 www.pagina12.com.ar  |  República Argentina  |  Todos los Derechos Reservados

   SOS Caballito:       soscaballito@gmail.com
   Visite nuestro blog: www.sos-caballito.blogspot.com
   Visite nuestro sitio: www.soscaballito.com.ar



viernes, 3 de julio de 2015

Las elecciones del domingo 5 de julio en la Ciudad


Vecinos  y amigos:
Ustedes nos conocen y saben de nuestra actividad en defensa de la calidad de vida en el barrio y la ciudad. Nos han acompañado en esta aventura de enfrentar intereses económicos para salvaguardar nuestro derecho a disfrutar del lugar en el que decidimos vivir.
Como ya hemos señalado en varias oportunidades, tenemos claro que la actividad de SOS Caballito es de orden político, pero no dentro del esquema de la política partidaria, aunque cada uno de nosotros es libre de tener la participación personal que desee en ese ámbito.
En nuestra tarea trabajamos con integrantes de los distintos partidos políticos y con funcionarios públicos, incluyendo a aquellos elegidos como representantes  para el ejercicio de los poderes Ejecutivo,  Legislativo y Comunero, con el fin de dar a conocer nuestras propuestas, apoyos o desacuerdos con los proyectos que ellos tratan.
En el caso particular de la Legislatura de la Ciudad, que finalmente resuelve por votación la aprobación o rechazo de los proyectos de ley, nuestra posibilidad de tener éxito depende de un trabajo de cercanía con los legisladores que lleve a la oportunidad de conseguir, en cada caso, una mayoría que acuerde con nuestra postura.
Esta situación ha sido posible porque ningún bloque legislativo tiene mayoría en la Asamblea, sino que se trata de minorías que necesitan negociar con los demás para obtener el número suficiente de votos, a favor o en contra,  sobre cada proyecto.
Una vez aclarado este punto, queremos hacer un llamado a la reflexión relacionado con las elecciones que se desarrollarán el próximo domingo 5 para elegir autoridades ejecutivas, legislativas y comuneras en la Ciudad de Buenos Aires.
Cabe recordar que para que se defina en esta primera vuelta la elección a Jefe y vice Jefe de Gobierno, los ganadores deben obtener más del 50% de los votos o se pasa a una segunda vuelta, pero los cargos de Legisladores y Comuneros se definen directamente según los votos obtenidos en esta oportunidad.
En tal sentido, el resultado de las PASO dejó un panorama según el cual, la posibilidad de que el partido oficialista  logre incorporar un alto número de legisladores, que sumados a los que continúan en ejercicio y sus aliados (declarados o no), lleve a que en el próximo período cuente con una mayoría absoluta.
Como explicamos más arriba, esto pondría en riesgo nuestras posibilidades de actuación en ese ámbito, reduciendo en mucho la capacidad de defensa ante los intereses económicos que siempre aparecen detrás de muchos proyectos sobre leyes "urbanísticas".
Por eso, apelamos a ustedes para que analicen cuidadosamente su voto. Muchas gracias!


   SOS Caballito:       soscaballito@gmail.com
   Visite nuestro blog: www.sos-caballito.blogspot.com
   Visite nuestro sitio: www.soscaballito.com.ar